5 lugares imperdibles donde practicar Turismo Responsable en Cataluña.

El turismo responsable y sostenible es un tipo de viaje en el que se respeta plenamente la naturaleza y el medio ambiente, y se preserva el bienestar y la tradición de las poblaciones locales.

El turismo responsable y sostenible en Cataluña encuentra respuestas los 365 días del año, y se centra sobre todo en el redescubrimiento de las realidades rurales y naturalistas. La tendencia de “km0” se basa directamente en el tema del turismo responsable y sostenible y te permite degustar y disfrutar de las comidas y tradiciones locales.

Aquí va una selección, no definitiva, de 5 comarcas en Cataluña donde el contacto con la naturaleza se mezcla con el redescubrimiento de uno mismo, la proximidad a las especies nativas, la búsqueda de buena comida y la reflexión espiritual.
Hay excursiones de senderismo y trekking, paseos en bicicleta y a pie, paseos por la naturaleza y viajes culturales. Todas tienen algo en común, enriquecen emocionalmente. Es una oportunidad para divertirte y relajarte pero sobre todo es la mejor manera de aumentar tu propia experiencia de vida.

 

Donde hacer turismo responsable en la VALL DE BOÍ

Situada en el corazón del los Pirineos La Vall de Boí tiene uno de los conjuntos románico más impresionantes del mundo y tradiciones milenarias intactas que te hacen viajar en el tiempo. El Parque de Aigüestortes, el único parque Nacional de Cataluña, con paisajes que te dejan boquiabierto. Y mucho más…
Cada época del año ofrece actividades y experiencias para todo tipo de público. Visitas al conjunto románico, Patrimonio de la Humanidad desde el 2000. Senderismo interpretativo o deportivo, cicloturismo, termalismo, experiencias gastronómicas y fiestas tradicionales.

No te lo pierdas: La Baixada de Falles. Una experiencia única de vivir en primera persona, una tradición arraigada en el culto del fuego purificador, reinventada y adaptada a los tiempos actuales y que une todo el Pirineo

Cascada en el Berguedà

TURISMO RESPONSABLE EN EL BERGUEDÁ

A menos de una hora de la capital catalana, esta comarca rica de patrimonio histórico y cultural, es un punto perfecto para practicar itinerarios sostenibles. Los amantes del senderismo y del trekking encontrarán una amplia oferta de recorridos en el medio de la naturaleza, a las sombra del Massís del Pedraforca, una de las tres montañas más emblemáticas de Cataluña junto al Canigó y Montserrat.
El pueblo de Bagá es uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Cataluña. Pasearte por sus preciosas calles empedradas te llevará atrás en el tiempo.

No te lo pierdas: la Patum de Berga. Luchas de moros y cristianos, ángeles contra demonios, gigantes, tambores y espectáculos pirotécnicos llenan las calles de Berga durante la semana del Corpus. La Patum es una fiesta nacida y derivada de las antiguas representaciones del teatro medieval. Desde el 2005 ha sido reconocida como “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad”.

turismo responsable en la Garrotxa
La Garrotxa en otoño

LA GARROTXA

Esta comarca septentrional de Cataluña se caracteriza por la diversidad de sus paisajes.
Pero lo que la singulariza más que otra cosa es el vulcanismo. La Garrotxa es tierra de volcanes apagados. Un entorno con más de 40 conos volcánicos, un paisaje único y fascinante como pocos.
Sus valles albergan antiguos castillos, puentes medievales y variadas ermitas románicas. Los amantes de la bici no pueden perder la oportunidad de pedalear largo la Ruta del Carrilet. Se trata de un antiguo recorrido de tren de vía estrecha convertido en Vía Verde, que permite de descubrir la zona en un entorno seguro e inspirador.

No te lo pierdas: Un paseo por el Bosc de Tosca. El Parque de Pedra Tosca de les Preses, es un espacio rural de características únicas formado a partir de la colada de lava del volcán Croscat, donde se pueden observar unas paredes de piedra en seco extraordinarias.

Turismo Delta Ebro
Delta del Ebro

EL DELTA DEL EBRO

Segundo humedal del Mediterráneo occidental después de la Camarga francesa, el Parque del Ebro, desde 2013 declarado Reserva de la Biosfera, incluye una serie de lagunas de agua dulce y salada. El parque está dividido desde el Ebro en una parte norte, con áreas naturales y dunas y una parte sur, más salvaje, que incluye la singular Punta de la Banya, una isla verde y pantanosa, hábitat favorito de muchas especies de aves, que comunica con el Delta solo a través del istmo del Trabucador, estrecho y pintoresco paso en el medio del mar.

Destaca su riqueza ornitológica, con más de 400 especies y algunas de las colonias de cría de aves marinas más importantes del Mediterráneo, entre otras garzas y flamencos.
Numerosos itinerarios son posibles y adecuados para el avistamiento de especies de aves acuáticas en escenarios únicos. La zona también es popular entre los amantes de la pesca y hay varias oportunidades para el turismo de pesca en el río o en el mar.

No te lo pierdas: el arroz. Es el ingrediente básico y común por excelencia en la cocina deltaica. Con él se preparan infinidad de platos como la paella marinera, el arroz negro, el dorado y el arroz a banda entre otros.
Si a estos platos se les sustituye el arroz como ingrediente básico para fideos se convierte en fideuá, otro plato popular que goza de gran aceptación en la gastronomía local.

Embalse en el Priorat

TURISMO EN EL PRIORAT

Un hermoso paisaje de suaves colinas a medio camino entre el interior de Tarragona y las Tierras del Ebro. Esta región da el nombre a una de las denominaciones de origen vitivinícola más importantes de toda España, el Priorato. La mirada se pierde entre las extensiones de viñedos que forman el telón de fondo de las sierra de Montsant, que rodea la zona y que tiene una larga tradición eremítica.
Además de la riqueza biológica y paisajística, el Priorat ofrece varias actividades relacionadas con la cultura del vino, obviamente, y del aceite, todo en un entorno de pequeños pueblos muy característicos.

No hay que olvidar visitar la Cartuja de Santa Maria de Escaladei, el monumento principal de la comarca. El prior y sus dominios fueron los que dieron nombre a lo que se llama el Priorat histórico y posteriormente a toda la comarca.

No te lo pierdas: Siurana. A 737 metros de altitud y circundada por un precipicio, Siurana, fue el último bastión de resistencia sarracena en Cataluña (1154). Hoy en día es un pueblecito encantador de 40 casas y calles empedradas y los restos de la fortaleza sarracena, situados en la entrada del pueblo. A sus pies un pantano de aguas limpias y tranquilas ofrece la posibilidad de practicar todo tipo de deportes acuáticos. La calidad de las rocas unidas al clima benigno le hace también una meta para los amantes de la escalada.

¡Bienvenidos a Slow4!